Esto te espera si vas a comprar una reposeída en 2020

Mucho se ha hablado durante el año 2019 acerca del mercado inmobiliario, las casas reposeídas y de lo que se está gestando. La compraventa marcó un récord, el año pasado con 43.536 inmuebles, la cifra más alta en 11 años. Los precios suben a un ritmo del 7% (alza de 2018). Y el empleo en el sector es el que más crece, con un 22,1% de puestos de trabajo más que en otros años, muy por delante del resto de sectores. Pero las empresas de compra y venta niegan una y otra vez la gestación de una nueva burbuja. De hecho, apuntan a que el mercado en 2020 perderá algo de fuerza en la expansión de la oferta, demanda y precios.

Y es que el mercado inmobiliario se enfrenta a algunas incertidumbres. La más importante es el recorte de las previsiones de crecimiento de la economía en EEUU, con el consiguiente retroceso de la confianza de los consumidores. También, tiene que plantarle cara a la dificultad de acceso a la compra de casas reposeídas por parte de los jóvenes. Sin dejar de lado el alza continuada de los precios del suelo finalista y de los costes de construcción.

Los precios de las casas reposeídas sumaron en 2018 su quinto año de crecimiento consecutivo y la previsión de los expertos del sector es que la tendencia no se rompa el año próximo, al menos en los precios de venta. La subida calculada está entre el 3% y el 4%. Nos encontramos en un ciclo expansivo del sector y la previsión es la de un crecimiento más moderado, en línea con lo que hemos visto en los primeros meses de 2019, como consecuencia de la desaceleración económica a la que apuntan diferentes previsiones, tanto en la compra como en la venta de casas reposeídas.

Leave a Comment