El dueño es una entidad o banco

No negociarás directamente con el dueño, pues reposeída significa que ya están en el poder del banco, quien es el dueño.

La negociación puede hacerse con un oficial designado por el banco pero en la mayoría de los casos es a través de un agente de bienes raíces, quien la pone a la venta por orden del banco.

Habrá múltiples compradores interesados

Los precios atractivos también atraen muchos compradores, entonces el banco determinará a quién le conviene más a ellos venderla. Toman en cuenta si la oferta es cash (en efectivo) o si harán préstamo y qué tipo de préstamo, la cantidad que podrán aportar como pronto y a veces, eso no es suficiente para asegurarte que el proceso sea objetivo.

Tienes que tener paciencia y someter tu mejor oferta. Si no te aprueban una, continúa con la próxima.

A veces el proceso puede ser un poco frustrante y la mayoría de las veces no sabes por qué no se te adjudicó una propiedad a ti, y sí a otros compradores.

Las casas se venden “as is”

Eso significa que no hay garantía en la vivienda ni los enseres.

Para tu tranquilidad debes invertir en una inspección que te dará la información real de las condiciones de la vivienda. No significa que si necesita arreglos no la debes comprar, lo que significa es que debes saber cuáles mejoras son necesarias y comprar informado.

A tomar en cuenta es que si hay daños sustanciales en la vivienda, aunque aceptes comprarla en esas condiciones, podrían no aprobar financiamiento para ellas.

Muchas necesitan equipos que son indispensables

Hay viviendas reposeídas que no tienen equipos de baño, como inodoros o bañeras, gabinetes o tienen puertas y ventanas rotas.

La importancia de esto además de que son indispensables para una propiedad, (más allá de lo estético), la ausencia de muchos de esos equipos no permite que la propiedad sea aprobada para la mayoría de los préstamos.

Algunos tipos de préstamos podrían requerir que hagas las mejoras o que demuestres que tienes el dinero para hacerlas, antes de aprobarse.

La mayoría no tienen enseres electro domésticos o accesorios

Ve preparado, casi ninguna casa reposeída tiene equipos como neveras, estufas o lavadoras y secadoras, que es algo casi standard en otros tipos de casa en Estados Unidos, especialmente en casas nuevas.

Si hay esos equipos no tienen garantías.

Tampoco es usual encontrar buenas lámparas de techo, si las hay por lo regular son básicas.

Sí es frecuente (y necesario para algunos préstamos), encontrar los acondicionadores de aire central, algo requerido en la mayoría de estados de Estados Unidos.

Alfombras, pisos, paredes o patios dañados

No te desamines si encuentras alfombras manchadas o en algunos casos rotas o inexistentes en ciertas áreas.

Si consideras que la vivienda tiene buen precio, el costo de limpiar la alfombra o hasta cambiarla por piso de losa o madera, podría ser incluido en tus gastos de mudanza.

Depende de las circunstancias y el tipo de vivienda, pero estas mejoras podrían resultarte más factible que otras más costosas como tener que cambiar la cocina completa o hacer un baño nuevo.

Lo mismo sucede con las paredes que en muchos casos han sido perforadas y tienen rotos visibles. El arreglo de la mayoría no es costoso. Investiga.

DirCasasReposeidas
admin@dircasasreposeidas.com