Embargos de casas reposeídas un problema que aún no se supera

Los embargos domiciliarios desde hace un año han estado en un punto bajo, sin importar que se han hecho cambios recientes en la ley para ayudar al sistema bancario lo cual ayuda a los altos niveles de morosidad.

Casas reposeídas por el banco





La reforma de la ley sobre sobre embargos de viviendas, se ha modificado con el fin de dar al sistema bancario de Puerto Rico una herramienta para reducir sus carteras de morosidad no parece haber contribuido mucho a este fin. La elevada tasa de morosidad del sistema bancario se considera el mayor riesgo para la reactivación económica. Según los datos publicados por el Banco Central, a pesar de que está previsto que más activos queden bajo control durante el primer trimestre de este año, en realidad se pretende vender un número muy pequeño de propiedades.

Miles de cartas de emplazamiento enviadas por los bancos parecen haber tenido poco efecto, ya que el total de embargos de casas reposeídas se sitúa en torno al 3,5% de los bienes objeto de la notificación. La cifra correspondiente se situó en torno al 3%, pero el ligero aumento no modificó el panorama general. De las 7,700 propiedades para las cuales se han recibido notificaciones hasta la fecha, sólo 272 fueron vendidas en la primera subasta.

Además en el tercer trimestre de 2018 se enviaron 863 notificaciones, frente a las 1.496 del trimestre anterior, que fue el mayor número de notificaciones emitidas hasta la fecha. En el tercer trimestre de 2018, se fijó una primera fecha de subasta para 930 propiedades. Este es el mayor número de propiedades inmobiliarias que se han puesto bajo el martillo sobre la base de los datos trimestrales.

Las propiedades vendidas en el tercer trimestre de 2018 ascendieron a 58 contra 41 en el segundo trimestre de 2018 y 32 en el primer trimestre de 2018, el mayor número de ventas registrado. Las propiedades reposeídas vendidas incluyen casas y apartamentos (ya sea construidos o en construcción), y parcelas de construcción, sin embargo, durante el tercer trimestre de 2018 no se recuperó ninguna casa principal.

Leave a Comment