Tipos de casas reposeídas por el banco

Las casas reposeídas por el banco, también llamadas casas de remate o “foreclosure homes” en inglés, son muy codiciadas por los inversionistas y por las personas que conocen el negocio de bienes raíces, ya que son rentables y dan muy buenas ganancias a futuro.

Además no tiene que ser un experto inversionista para comprar casas reposeídas. Cualquier persona puede comprar una casa reposeída sin tener conocimiento previo de cómo hacerlo. Las casas reposeídas representan una opción viable para las personas con recursos escasos que quieran adquirir una propiedad.

Las casas son reposeídas cuando el dueño de una propiedad no puede pagar la mensualidad o no cumple con otros requisitos de su hipoteca.

El hipotecario toma posesión de la propiedad, y trata de venderla lo antes posible para recuperar sus pérdidas.

La clave para tener éxito invirtiendo en casas reposeídas es comprar las mejores casas reposeídas al menor precio posible. Las casas reposeídas usualmente se venden con un descuento del 10 al 20 por ciento de su precio de mercado, pero a veces se pueden conseguir casas reposeídas a un precio que está hasta un 60 por ciento por debajo de su precio de mercado.

Si planea vivir en la casa, su pago mensual será mucho más bajo pues compró la propiedad a un precio bajo.


Tres formas de adquirir una casas reposeída

Las casas ejecutadas por el banco pueden ser adquiridas de tres maneras diferentes:

Pre-ejecución. Este es el periodo de tiempo desde que el banco comienza el proceso de ejecución de la hipoteca hasta que la ejecución es finalizada.

Durante este periodo usted negocia directamente con el dueño para comprar la propiedad. El dueño estará ansioso por vender la casa para salvar su crédito y estará receptivo a cualquier oferta que resuelva su problema.

Subastas de bienes raíces. Las casas ejecutadas por el banco muchas veces son vendidas en subastas de bienes raíces. Esta es una manera excelente de encontrar una buena propiedad a un buen precio.

Casas ejecutadas por el banco. Cuando ya el banco ha finalizado la ejecución de la hipoteca, el banco trata de vender la propiedad a la mayor brevedad pues es costoso mantenerla y vergonzoso poseerla. El banco estará ansioso por considerar cualquier oferta razonable para salirse de su inventario de casas reposeídas.

Leave a Comment